Juglarmoderno’s Blog


Virgilio

LITERATURA ROMANA O LATINA

Rómulo y Remo amamantados por la loba.

Después de Grecia, le tocó a Roma sucederla en el curso de la Historia. Los romanos heredaron los invalorables tesoros culturales de los griegos y lo difundieron por Occidente y por otras regiones del Mundo Antiguo. Pero, los romanos crearon, con su propio genio, una cultura avanzadísima, que logró florecer en las artes, las letras, el derecho, etc., tuvo además una organización política y municipal que ha servido de modelo a los demás pueblos del mundo.
La Literatura Romana es la segunda de las llamadas literaturas clásicas. Su desenvolvimiento histórico abarca un período de doce siglos aproximadamente, comprendidos entre la fundación de Roma (753 a.C.) y la caída del Imperio Romano de Occidente (476 d.C.).

LEYENDA SOBRE EL ORIGEN DE ROMA

Se conoce por la tradición que los tres primeros reyes que tuvo la región del Lacio fueron: Jano y sus descendientes Pico y Latino. Durante el reinado de este último arribaron a la península los griegos conducidos por Evandro. También llegó fugitivo a Italia el héroe troyano, Eneas, después de haber concluido la Guerra de Troya. Eneas, según su destino, iba a dar origen a una raza que dominaría al mundo.  Ya en el Lacio, Eneas se casó con Lavinia, hija del rey Latino, y se estableció definitivamente en el lugar. Ascanio o Julius, hijo de Eneas con Creusa, la anterior esposa del héroe, a la muerte de su padre llegó a ser su sucesor y fundó la ciudad de Alba Longa (ciudad blanca y larga), de la que llegó a ser su primer monarca. Los sucesores de Ascanio continuaron gobernando hasta que la corona recayó en Procas. Este, que contaba con dos hijos: Numitor y Amulio, proclamó como sucesor al primero de éstos. Numitor no duró mucho tiempo en el reinado de la ciudad, pues, su hermano Amulio, le despojó del trono, para luego encerrar a su sobrina, Rea Silva (hija de Numitor), en el convento de las Vestales con el fin de que no pudiese tener descendientes que reclamaran en el futuro el trono de su abuelo. Pero la princesa tuvo del dios Marte dos niños gemelos: Rómulo y Remo. Sabedor de los acontecimientos, Amulio ordenó que los recién nacidos fueran arrojados en un cesto en las aguas del río Tíber. Al cumplirse tal mandato los niños no se ahogaron, pues la cuna que los conducía se detuvo a la sombra de una higuera, al pie del monte Palatino. Allí fueron amamantados milagrosamente por una loba y, posteriormente, recogidos por el pastor Fáustulo, quien confió la crianza de los niños a su esposa Laurencia. Viviendo y creciendo entre pastores, llegaron a conocer su noble origen y se presentaron ante su abuelo que los reconoció. Contando con un buen ejército destronaron a Amulio y luego repusieron en el trono de Alba a Numitor. Éste, les concedió tierras para que fundaran allí una nueva ciudad en el Lacio a orillas del Tíber. A la cabeza de una colina de latinos procedieron a la fundación de una nueva urbe, la ciudad de Roma, precisamente en el mismo lugar que, cuando niños, fueron arrojados por mandato de su tío abuelo.

LA ENEIDA

Virgilio dedicó los últimos once años de su vida a componer la Eneida, una epopeya mitológica en doce libros que relata las peripecias del héroe Eneas durante siete años, desde la caída de Troya hasta su victoria militar en Italia. En esta obra, Virgilio se propone describir su Roma ideal y, en cierto modo, prefigurar los acontecimientos de la historia romana.
El estilo de la Eneida y su tratamiento están inspirados en las antiguas epopeyas griegas, la Iliada y la Odisea. Virgilio también se inspiró en parte en el poema épico Argonáutica, escrito por el poeta griego del siglo III a.C. Apolonio de Rodas, así como en los Anales del poeta romano Quinto Ennio, que fue el primero en introducir el hexámetro dactílico en la poesía épica latina. Virgilio introdujo en la Eneida la musicalidad y la precisión técnica de su métrica de un modo tan sutil que su verso se ha considerado desde entonces como un modelo de perfección literaria.
La obra es un intento deliberado de glorificar a Roma, por encargo de Augusto, cantando el supuesto origen troyano de sus gentes y, en especial, los logros e ideales de Roma bajo su nuevo emperador.
La Eneida puede considerarse una obra universal, por su estructura ambiciosa, su belleza estilística y su preocupación por las tribulaciones del individuo.
Durante la Edad Media se encontró en ella un sentido filosófico, y Virgilio fue considerado casi un vidente y un mago. Dante realiza un homenaje a Virgilio en la primera parte de la Divina Comedia, convirtiéndole en guía del poeta a través del Infierno y del Purgatorio, hasta llegar a las puertas del Paraíso.

Argumento de la Eneida

LIBRO I
Eneas con unos pocos Troyanos, al ser destruida la ciudad de Troya por los griegos, parte de Troya a fundar una nueva patria donde los dioses le señalen. Según el destino, se asentará en Italia. Venus, su madre, lo ayuda, mientras Juno lo retrasa provocando una tempestad que lo arroja a las costas de Cartago donde reina Dido. La reina se enamora de Eneas y quiere retenerlo, organiza un banquete en su honor y le pide que le cuente la caída de Troya y las vicisitudes de su viaje.

LIBRO II
En este canto Eneas narra la destrucción de la ciudad por medio de la estratagema del caballo de madera ideada por Ulises, y cómo él solo con su padre, su hijo y un grupo de troyanos consigue huir. Su mujer, Creusa, se extravía en la toma de Troya.
La idea del caballo de Troya fue concebida por el astuto Odiseo. Para entrar a Troya, los héroes griegos se escondieron en el interior de un enorme caballo de madera que había sido construido en la playa. Un oráculo les predijo la victoria a los troyanos si estos se apoderaban del caballo y lo introducían en sus murallas, lo cual hicieron. Por la noche, los griegos saltaron del caballo, abrieron las puertas de la ciudad a los suyos y, tras una encarnizada lucha a muerte, alcanzaron el palacio real de Priamo. Poco después, la ciudad de Troya fue incendiada por los griegos.

LIBRO III
Eneas continúa narrando a Dido cómo escapó del incendio de Troya y lo que pasó después, su viaje a Tracia; luego a Creta, en donde recibe, entre sueños, la noticia de que debe viajar a Italia; luego, su llegada a las Strofodas donde se encuentra con las arpías y en donde la arpía Celeno le pronostica males; su paso por las costas de Ítaca, reino de Ulises; su paso por el monte Leucates, por las costas de Feacia, Epiro, Butroto, cómo encuentra a Andrómaca, la mujer de Héctor, ahora casada con Heleno, hijo de Priamo. Heleno le da consejos a Eneas de cómo llegar a Italia y qué lugares evitar (como por ejemplo a la hechicera Circe, a los monstruos Escila y Caribdis que se encuentran en Sicilia). Después de su entrevista con Heleno, Eneas tiene que huir de algunos lugares habitados por griegos; luego, evita a los monstruos Escila y Caribdis, después, llega a la costa de los cíclopes; cuenta también la muerte de su padre Anquises en un puerto de Sicilia, y de la forma en que llegó a Cartago.

LIBRO IV
Este canto es el más romántico de todos. Narra los amores de Dido y Eneas. La reina hace lo posible para que se quede, ayudada por la diosa Juno. Pero la diosa Venus, madre de Eneas, manda al mensajero de los dioses, Mercurio, a que recuerde a Eneas su obligación de buscar un nuevo lugar para la Troya que fue destruida. Eneas se decide a abandonar a Dido en secreto. Ésta se entera y en una pira amontona todas las pertenencias de Eneas, la prende fuego y se mata, luego de maldecirlo.

LIBRO V
Eneas se hace a la mar y llega a Sicilia un año más tarde de que muriera su padre. Allí organiza unos juegos fúnebres en honor a Anquises.

LIBRO VI
Desde Sicilia, Eneas llega a las costas de Italia. En Cumas se encuentra con Sibila quien le dice que se dirija al Hades, el reino de los muertos. En el Hades ve a compañeros de guerra muertos en Troya, a Dido y a su padre. Allí aprecia una visión del futuro de Italia, se encuentra con las almas de los que más tarde serán los que regirán la ciudad de Roma. Habla con ellos y escucha lo que será Roma en el futuro.

LIBRO VII
Este canto narra las luchas por la supervivencia y el predominio en el Lacio. Eneas establece una alianza con el rey Latino, que le ofrece en matrimonio a su hija Lavinia. Pero Juno provoca la enemistad de Turno, rey de los Rútulos, prometido de Lavinia. La reina Amata, esposa del rey Latino está a favor de Turno.

LIBRO VIII
Eneas quiere buscar alianzas, y para ello viaja por el río Tíber hacia el interior de Italia y encuentra a Evandro, rey de los Arcadios, que ocupa el lugar que luego será el de la ciudad de Roma. Hace con él una alianza, y Palante, hijo de Evandro, con algunos guerreros, se va con Eneas. Éste recibe unas armas que Vulcano, dios del fuego, ha hecho por encargo de Venus. En estas armas, por medio de bajorrelieves se narran acontecimientos de la futura Roma.

LIBRO IX
Durante el viaje de Eneas, Turno ataca el campamento de los troyanos, quema sus barcos y ocupa el campo. Dos jóvenes, Niso y Euríalo enfrentan a los Rútulos, pero, imprudentes, son muertos por éstos.

LIBRO X
Comienza con una asamblea de los dioses. Se enfrentan Juno y Venus, defensoras cada una de uno de los dos bandos: Venus, de los Troyanos; Juno, de los Rútulos. Júpiter es partidario de que sea el Destino quien actúe. Eneas vuelve con los Arcadios y vence en la batalla en la que muere Palante. Turno es salvado por Juno que lo aleja de la pelea haciéndole ir tras un fantasma que aparentaba ser Eneas. Se llevan a cabo unas exequias fúnebres en honor de Palante.

LIBRO XI
Después de una tregua de 12 días para sepultar a los muertos de las batallas anteriores, Eneas ataca y vence al escuadrón de la reina de las Amazonas, Camila, y a los guerreros Volscos. Después asalta la ciudad de Laurento.

LIBRO XII
Por último, cuenta el episodio final de la guerra, que se decidirá por medio de un combate singular de Eneas y Turno, protagonista y antagonista, respectivamente de la obra. La ninfa Juturna ayuda a su hermano Turno, y Venus a su hijo. Eneas y Turno se baten en duelo, y Eneas resulta vencedor. A punto de perdonar la vida del herido, advierte que éste lleva el escudo de su amigo Palante; impulsado por la ira, hunde su espada en el pecho del héroe enemigo. Como lo establecía el pacto previo, desposará a Lavinia y fundará una nueva ciudad.

“Turno, humilde y suplicante, tendiendo a Eneas la vista y las manos desarmadas, “Merezco lo que me sucede, le dice; no te imploro; haz uso del derecho que te da la suerte; mas si alguna compasión puede inspirarte un padre desventurado, y también lo fue el tuyo, yo te ruego que te compadezcas de la ancianidad de Fauno; devuélveme a los míos, o a lo menos devuélveles mi cuerpo exánime. Venciste: tuya es Lavinia; no vayan más allá tus rencores.” Detúvose con esto el formidable Eneas, volviendo a una y otra parte los ojos, suspensa la diestra, indeciso sobre lo que debía hacer, y ya las palabras de Turno empezaban a ablandarle, cuando se ofrece a su vista en el pecho caído el infausto talabarte del mancebo Palante, reluciendo con sus conocidos resaltos de oro; de Palante, a quien Turno diera muerte después de haberle vencido, y cuyos enemigos y ricos despojos llevaba pendientes de los hombros. No bien Eneas hubo devorado con la vista aquellos despojos, ocasión para él de acerbo dolor, inflamado por las Furias y terrible su cólera, “¿De escaparte me hablas cuando te veo vestido con estos despojos de los míos?, exclamó. Palante, Palante es quien te inmola con esta herida y con tu criminal sangre toma venganza.” Esto diciendo, húndele, ciego de ira, la espada en el pecho, un frío de muerte desata los miembros de Turno, e indignado su espíritu, huye, lanzando un gemido, a la región de las sombras.”


La Eneida

ACTIVIDADES – TAREA

Descarga la siguiente hoja y pégalo en tu cuaderno.

Ovidio

Mayor información en este libro.


Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

[…] Virgilio, Horacio, […]

Pingback por Hello world! « Juglarmoderno’s Blog

interesant.. pitagorinoO

Comentario por joOel

es de gran interezzzzzzz super

Comentario por melisa rb




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: