Juglarmoderno’s Blog


Modernismo hispanoamericano

Modernismo hispanoamericano

Referencias

El Modernismo es una escuela literaria de gran renovación estética. El canto de los poetas modernistas constituye la primera expresión de autonomía literaria de los países hispanoamericanos.
El modernismo se desarrolla aproximadamente entre los años 1880-1920. Esta escuela busca separarse de la burguesía y su materialismo, por medio de un arte refinado y estetizante.
Con respecto al lenguaje, el Modernismo reacciona contra el retoricismo, el descuido formal del Romanticismo y la vulgaridad del Realismo y del Naturalismo. Se nutre básicamente de dos movimientos líricos surgidos en Francia, en la segunda mitad del siglo XIX : el Parnasianismo y el Simbolismo. En menor medida se nutre del Romanticismo.
El Modernismo no fue una escuela. Representó un movimiento, una tendencia, donde fueron acrecentándose los efectos de una piroctenia literaria. Los poetas buscaban una orquestación, pero añaden el matiz pictórico y el verso cincelado.
Con el Modernismo, la literatura hispanoamericana sale por primera vez de sus confines continentales y empieza a proyectarse a Europa. En Hispanoamérica, los románticos habían intentado crear una literatura que correspondiese realmente a las nuevas naciones independientes. Pero el esfuerzo de los románticos fue en gran parte anulado por la incomunicación entre los distintos países y áreas que componen la América hispánica. Sólo con el estallido del Modernismo, una literatura general hispanoamericana empezó a parecer posible, pues se dio un espacio donde obras y autores son discutidos y evaluados. Ese espacio crítico sólo comienza realmente en la América hispánica con el Modernismo. Algunos escritores comenzaron a emerger y a circular fuera de las fronteras nacionales. Por primera vez, sus obras no sólo fueron leídas sino también publicadas en otros países del continente. Algunos llegaron a alcanzar fama en España y hasta en Francia. El creador a quien se debió esta proyección internacional de la literatura hispanoamericana fue Rubén Darío. Su obra fue reconocida en todas partes y comenzó a influir sobre los poetas de ambas márgenes del Atlántico. Con Darío, el Modernismo fue implantado en la Madre Patria, y por primera vez en la historia de los pueblos hispánicos, la dirección de las influencias se invirtió. España, entre todas las naciones, pierde hegemonía intelectual y artística.
El Modernismo no apareció, de golpe, en un país determinado del continente americano. Fue surgiendo casi simultáneamente, en varios de la zona norte de Hispanoamérica. Hacia el último cuarto del siglo XIX. En los países de esta área, la formación de sociedades de incipiente capitalismo empezó a producir un público algo más sofisticado, que estaba al día de los últimos desarrollos de la cultura europea. Periódicos y revistas comenzaron a proliferar en las ciudades que crecían rápidamente. Por primera vez apareció un público de sólida clase media capaz de mantener y alentar un cuerpo de escritores profesionales. Esto ocurrió sobre todo en la Ciudad de México, en La Habana y en Bogotá, en el norte. En la parte Sur, Santiago de Chile, Buenos Aires y Montevideo empezaron a desarrollarse como metrópolis modernas durante este período. Poetas como los mexicanos Salvador Díaz Mirón y Manuel Gutiérrez Nájera, los cubanos José Martí y Julián de Casal y el colombiano José Asunción Silva ya habían producido en los años ochenta del siglo una transformación notable de la lengua española y de la lírica de entonces. Esta transformación preparó el terreno para la obra grandiosa de Rubén Darío.

Al inicio, el movimiento modernista consistió casi exclusivamente en un pequeño número de literatos más o menos aislados que estaban insatisfechos con el romanticismo y el realismo, y estaban buscando nuevas formas de expresión poética. En su búsqueda fueron directamente a las fuentes francesas.
Sin embargo, será con Rubén Darío que el movimiento modernista encontró realmente un nombre y un líder de estatura internacional. En realidad, Darío no fue el “fundador” de este movimiento, ni los anteriores autores citados los “precursores”. Ellos ya habían fundado una nueva poesía, pero de manera aislada. Será Darío que convierte este arte en internacional.

Augusto Tamayo Vargas señala los siguientes momentos modernistas: “un primero, el del culto preciosista, ansia de refinamiento, culto por la belleza de la palabra, del giro, rebuscamiento aristocrático, originalidad expresiva; y un segundo, el del lirismo intenso, con manifestaciones acerca del eterno misterio de la vida y el arte. Pero habría que añadir un momento anterior: el de la búsqueda de la belleza escueta, pura, dentro de la poesía de los Martí y los Prada, que hemos visto; y una intermedia entre la exquisitez y la angustia: aquella estancia en lo americano, americanista -podría decirse-, que también se dio en llamarse novo-mundista, del que participan muchos, de los poetas que están en los otros momentos. Más que momentos podríamos llamarles, así, fases del modernismo. Y Rubén Darío abarca, por lo menos, tres de las cuatro señaladas”(1).

Con respecto a la estética modernista, el crítico Torres-Rioseco ha diferenciado dos tendencias: la americanista y la sincretista, llamadas también el mundonovismo y la torre de marfil. Esto es, para algunos modernistas fue primordial americanizar la materia literaria; para otros, el arte no debía tener compromisos con lo regional o vernáculo, y por tanto, debía trabajar el artista con su sola inspiración y voluntad, sin importarle de dónde procedía esta inspiración ni si era nacional o extranjera.

Características

  1. Arte de minorías: La literatura es una actividad artística de espíritus elevados y no una mercancía de consumo popular; la literatura no es social, sino personal.
  2. Refinamiento y exquisitez: Las obras deben reflejar un buen gusto, no sólo en los temas sino en la expresión.
  3. La correspondencia de sensaciones: Cada objeto del mundo exterior produce en el individuo y en el artista un conjunto de sensaciones correlativas, perfumes, sonidos y colores se equivalen, es por eso que se habla de audición coloreada o de blanco horror.
  4. Musicalidad: Los versos deben ser musicalmente atractivos por su mismo sonido.
  5. Preferencia por temas exquisitos, decorativos, pintorescos y exóticos: Se toma temas de Escandinavia, Oriente, Edad Media, Grecia Antigua, Francia versallesca, mitología, etapa virreinal, paisaje exótico, etc. El escritor modernista tiende a buscar la belleza en mundos distantes, ya sea en el espacio o en el tiempo.
  6. Renovación del vocabulario y de la sintaxis: Uso de neologismos (liróforo, faunalias, crisoelefantino, etc.); barbarismos (gin, baccarat, etc.); latinismos, etc.
  7. Renovación de la versificación: los poetas realizan combinaciones estróficas nuevas y actualizan antiguos versos olvidados como los alejandrinos, los eneasílabos, los tercetos y cuartetos monorrimos, etc.
  8. Cosmopolitismo: Atención hacia los más recientes desarrollos de la cultura europea y norteamericana. El poeta se considera ciudadano del mundo.
  9. Sincretismo: Representó una síntesis original de diversos aportes.
  10. Hispanoamericanismo: Estableció una relación mucho más fluida y dinámica entre las literaturas de las distintas regiones de América Hispana.
  11. Esteticismo: Los autores, al sentirse socialmente marginados, tendieron a exaltar la importancia del arte. Al modernizarse la vida cultural pierde peso la influencia religiosa y se produce la secularización. Los modernistas sustituyen la religión por el arte y lo bello. El sacerdote es el artista. Se propusieron transmutar toda experiencia cotidiana en experiencia estética.

 Representantes

Primera Generación:

  • José Martí (Cuba): Versos sencillos
  • José Asunción Silva (Colombia): Nocturnos
  • M. Gonzáles Prada (Perú): Minúsculas

Segunda Generación:

_____________________

(1) TAMAYO VARGAS, Augusto. Literatura en Hispanoamérica. Tomo I. Ediciones Peisa, Lima 1973. Págs. 243-244.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s