Juglarmoderno’s Blog


EL NEOCLASICISMO

El neoclasicismo fue un movimiento literario que surgió en Francia a fines del siglo XVII y se prolongó hasta fines del siglo XVIII.

Este movimiento artístico se caracterizó por:

  • Revaloró al pasado clásico (Grecia y Roma)
  • Se opuso al arte barroco por ser un arte complejo.
  • Dio preferencia a la razón.
  • Muestra respeto por las normas clásicas.
  • finalidad moral y educativa.

MOLIERE

Este notable comediante, llamado por Voltaire “el pintor de Francia”, pertenecía a una familia de pequeña burguesía y su padre tuvo el cargo de “tapicero titular del rey”. Molière creció en un ambiente de clase media, de gente seria y trabajadora. Entró en el Colegio de Clermont, dirigido por jesuitas. Llegó a aprender el latín y pudo leer a Plauto, Terencio y a Lucrecio. Estudió también Derecho Civil en Orleáns. Se asoció con los Béjart, Madeleine, Genevieve y Joseph, actores ambulantes, y fundaba El Ilustre teatro. La compañía peregrinó por varios meses de un salón a otro en París, en las cuales se iluminaban bancos vacíos. Sin embargo el pesimismo no lo derrotó. Comprendió que no se conquistaba la capital así como así, había que sufrir un duro aprendizaje en provincias.
Como actor no parece que fuera muy brillante. Poco apto para los papeles trágicos a causa de su voz sorda y algo sofocada en la declamación, destacaba algo más en lo cómico, gracias a su mímica expresiva que fue influencia de algunos actores italianos que conoció.
En la sala del Petit-Bour triunfa su primera comedia de costumbres: Las preciosas ridículas (1659). Se cuenta que desde el público alguien gritó antes de que comience la obra: “¡Valor, Molière, eso es una buena comedia!”. Posteriormente el rey Luis XIV, quien será su protector, le concedió el disfrute de la sala del Palais Royal que no abandonará ya, y a la que corresponderá el privilegio de mantener vivo en la posteridad el culto al arte molieresco.
Posteriormente vendrían los estrenos de las obras: La escuela de los maridos (1661), Los importunos (1661), La escuela de mujeres (1622).
En 1662 se casa con Armanda Béjart, joven hermana de Madeleine, su fiel colaboradora. Surgieron admiradores que lo aclamaban y elogiaban; sin embargo, también hubo detractores que buscaron en su teatro pruebas de impiedad y de inmoralidad. Las autoridades eclesiásticas le impidieron por cinco años la representación de Tartufo.
En 1665 sufre la primera manifestación de una grave enfermedad pulmonar; al mismo tiempo supo guardar el secreto de sus sufrimientos de marido celoso y engañado. Sus grandes comedias inmortales de su último decenio fueron: Don Juan (1665), Misántropo (1666), El médico a palos (1666), Anfitrión (1668), El avaro (1668), Tartufo (1669), El burgués gentilhombre (1670), Las mujeres sabias (1672) y El enfermo imaginario (1673). En esta última obra, bajo el papel de Argante, al terminar la cuarta representación, se derrumbará para morir pocas horas después, el 17 de febrero. Dos sacerdotes, a quienes se llamó sucesivamente, se negaron a asistirle, y su viuda tuvo que ir a Saint-Germain a arrojarse a los pies del Rey para lograr que se le enterrase en tierra bendita. Hasta la noche del 21 al 22 no se le permitió, contra la prohibición del clero, el reposo en tierra sagrada, dentro de los muros del cementerio de San José.

EL AVARO

Acto I: La trama se desarrolla en París. El rico y avaro Harpagón tiene dos hijos: Elisa, enamorada de Valerio, un gentilhombre napolitano que trabaja como intendente al servicio de su padre, y Cleante, que desea casarse con Mariana, una joven huérfana sin fortuna. A Cleante no le gusta nada que la avaricia de su padre pueda contrariar sus proyectos sentimentales. Harpagón por su parte vive aterrorizado por el miedo a que alguien le pueda robar una arquilla con diez mil escudos que ha escondido en el jardín. Suspicaz, desconfía de todo el mundo, incluyendo a sus hijos, y llega incluso a despedir a La Flecha, criado de Cleante. Al final del acto revela a todo el mundo sus intenciones: desea casarse con Mariana, Elisa será entregada (sin dote) a un anciano, Anselmo, y Cleante está destinado a casarse con una viuda. La joven se niega con vehemencia, y su padre pide a Valerio que haga lo necesario por convencerla. Este acepta, pero piensa en huir si es necesario con su amante.

Acto II: Cleante tiene la necesidad urgente de contar con quince mil francos. La Flecha, su criado, se encarga de buscarle un prestamista, un intermediario le informa de las condiciones que resultan ser de una usura feroz. Indignado, acaba descubriendo que dicho usurero es en realidad su padre; tienen una violenta discusión. La intrigante Frosina entra en escena y convence a Harpagón de que Mariana es una mujer que prefiere a los hombres mayores y que estaría dispuesta a casarse con él. El avaro se muestra contrariado por la ausencia de fortuna de la joven, pero Frosina le convence de que se trata de una mujer que no gasta, y esto es muy conveniente para él. Frosina pretende cobrar por los servicios prestados, pero Harpagón se escabulle.

Acto III: Con motivo de la firma del contrato de matrimonio, Harpagón invita a comer a Mariana. Advierte al servicio y en especial a Maese Jacobo de que debe gastar poco. El cocinero protesta, el intendente Valerio apoya al avaro y alaba el ahorro. Se produce un incidente, en el que Maese Jacobo acaba golpeado a bastonazos. Desde ese momento, Maese Jacobo sólo pensará en vengarse. Frosina llega e introduce a Mariana, nerviosa ante la perspectiva de conocer a su futuro marido, en la casa. Cuando éste aparece, Mariana se ve asqueada por su físico. En ese momento llega Cleante y Mariana reconoce al joven del que está enamorada. Los dos amantes hablan y se manifiestan su amor recíproco. Cleante le quita del dedo de su padre un anillo de gran valor, y se lo ofrece a su amada en su propio nombre. Harpagón no llega a entender la situación.

Acto IV: Los dos enamorados piden a Frosina que intervenga ante Harpagón para que renuncie a su insensata boda. Harpagón sorprende a su hijo besando la mano de Mariana, y empieza a sospechar. Decidido a confirmar sus temores, para sondear a su hijo y saber qué desea, finge haber cambiado de opinión y haber renunciado a esa boda. El ingenuo hijo confiesa a su padre todo, su amor por Mariana y su afán de casarse con ella. Harpagón, furioso, sufre un ataque y maldice a su hijo. Maese Jacobo interviene para separarlos y reconciliarlos. De manera separada, hace creer a cada uno de los dos que el otro ha renunciado. Pero la reconciliación dura poco, el conflicto se reanuda y sólo se detiene con la llegada de La Flecha con la arquilla de los diez mil escudos, que él mismo ha robado. Harpagón promete encontrar al culpable y castigarlo como merece.

Acto V: Harpagón envía a un comisario de policía para que investigue el robo de la arquilla y, en su delirio avaricioso, pretende que se interrogue a todos los habitantes de París. Para vengarse, Maese Jacobo acusa a Valerio, que llega precisamente en ese momento. Se le insta a que se explique y a que confiese su delito. Valerio cree que se ha descubierto su amor por Elisa, y confiesa que están prometidos en secreto. Una vez más Harpagón descubre tarde lo que está sucediendo y se enfurece de nuevo. Anselmo, que iba a casarse con Elisa, llega mientras Valerio ha empezado a contar su historia y se da cuenta de que Valerio y Mariana son sus hijos, que él creía muertos en un naufragio tiempo atrás.
Cleante se casará con Mariana y Valerio con Elisa. Harpagón se quedará con su arquilla.
La avaricia de Harpagón mata en él el sentimiento de honor, la preocupación de su dignidad, la noción de sus deberes e incluso el afecto paterno; pero en sus hijos mata el respeto y el cariño filial. La familia queda destruida: aquel padre y aquellos hijos se hallan unos frente a otros como extraños, como enemigos (y como enemigos que ni siquiera se estiman).

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: